CONOSCA A: Stefan Effenberg

Stefan Effenberg nació el 2 de agosto de 1968 en Hamburgo, comenzó jugando en los juveniles del SC Victoria Hamburg para en 1987 ser fichado por uno de los grandes de Alemania, el Borussia Mönchengladbach donde hizo tres excelentes campañas jugando 73 partidos y marcando 10 goles, lo que le valió para fichar por el coloso de Baviera el Bayern de Múnich, en 1990 donde estará nada más dos temporadas jugando 65 partidos y marcando una buena suma de 19 goles, pese a hacer unas buenas campañas es traspasado (motivado también por la llegada al Bayern de Lothar Matthäus) a la Fiorentina de Italia por una muy buena cantidad de 7.5 millones de euros.

Su paso por Italia no fue el esperado y a los dos años vuelve a cambiar de equipo fichando nuevamente por el Borussia Mönchengladbach donde brindó su mejor nivel, lo que hace que a los cuatro años vuelva a fichar por el Bayern de Múnich nuevamente por 8.5 millones de euros. Aquí es donde “Effe” consigue su mejor nivel, convirtiéndose en el dueño del mediocampo bávaro junto a Jens Jeremies, formando un mediocampo casi inconquistable. En el Bayern pasa cuatro años, tras los cuales declara que “todo ha salido perfecto desde el principio hasta el final”, llegando a dos finales de la Liga de Campeones de la UEFA y ganando una de ellas. Además, consigue varias Bundesligas.

Debutó con la selección alemana el 5 de junio de 1991, en un partido clasificatorio para la Eurocopa de Dinamarca 1992, contra el combinado de Gales. Marcó su primer gol, en esa misma Euro, en la victoria frente a Escocia por 2-0.

Desde entonces disputó 35 encuentros y anotó cinco goles. A pesar de ello, su carrera con la Mannschaft estuvo marcada desde el Mundial de 1994 cuando, al ser expulsado ante Corea del Sur, realizó un corte de mangas a la afición alemana que le abucheaba, a partir de ese día creció el descontento con “Effe” en la selección y apenas tuvo más protagonismo. Decir como detalle que ese incidente valió en Alemania para que el dedo corazón fuera llamado “Effe”.

Cuatro años más tarde, ya en 1998, fue citado para disputar un par de amistosos con los que puso fin a su carrera en la selección

Su siguiente paso fue en 2002 al VfL Wolfsburgo, al hacer una mala temporada en el Bayern, muy debido a las lesiones, prácticamente pasó inadvertido todo el año. Tuvo un paso fugaz y “Effe” no volvió a ser el mismo, al acabar el año en el VfL Wolfsburgo recibe una oferta de la liga de Qatar, donde pasó su últimos días como futbolista.

Tras su retirada participó como comentarista para la principal cadera de televisión alemana, Premiere, dónde comentó el Mundial de 2006, y más tarde los partidos de la UEFA Champions League.

FUENTE: CUBAYERN

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*