Lahm y Schweinsteiger el comienzo de una era

El 13 de noviembre de 2002 el Bayern recibió la visita del RC Lens en la cuarta jornada de la Champions League. Aquella gélida noche asistieron al Olympiastadion 22000 valientes. Ninguno de ellos, seguramente, imaginaron que estaban asistiendo a una noche histórica para el fútbol alemán. Y no lo fue por el resultado (3-3), sino por los cambios.

En el minuto 76 Ottmar Hitzfeld dio entrara a un joven de 18 años: Bastian Schweinsteiger. El canterano sustituyó al capitán Mehmet Scholl. En el segundo minuto del descuento saltó también al terreno de juego Philipp Lahm (19) en sustitución de Markus Feulner. Lahm apenas dispuso de tiempo en ese partido para mostrar su talento, pero Schweinsteiger empezó a dejar claro que llegaba para asentarse, asumiendo incluso los lanzamientos de esquina, como puede verse en la imagen.

Tras ese partido, los dos canteranos del Bayern marcaron una época no solo para el club bávaro sino también para la selección. Ambos conquistaron 8 ligas, ganaron el mundial 2014 y fueron una pieza fundamental en el triplete de 2013. Lahm anunció su retirada la pasada temporada tras disputar 517 partidos oficiales. Schweinsteiger, quien suma más de 500 partidos con el Bayern, milita actualmente en los Chicago Fire de la MLS.